Dientes amarillos en niños

Dientes amarillos en niños por la alimentación

Dientes amarillos en niños: causas, tratamientos y prevención

El color de los dientes depende de múltiples factores (edad, genética, hábitos de vida…). Por ejemplo, el tono del esmalte tiende a ser más blanco durante la infancia que en la edad adulta.

Por lo general, los dientes amarillos en niños tienen una solución relativamente sencilla. Sin embargo, deben tratarse cuanto antes para que la decoloración no empeore y se vuelva más compleja de revertir.

Si tu hijo presenta los dientes amarillos, sigue leyendo. En este artículo te vamos a hablar de las principales causas de las tinciones y sus soluciones.

¿Por qué mi hijo tiene los dientes amarillos?

Las principales causas por las que los niños tienen los dientes amarillos son las siguientes:

  • Higiene oral insuficiente: no cepillarse los dientes adecuadamente o con la frecuencia necesaria lleva a la acumulación de placa bacteriana y sarro, lo que puede dar una apariencia amarilla a los dientes.
  • Alimentación: los alimentos y bebidas con coloración intensa (refrescos de cola, salsas de tomate o soja, frutos rojos…) pueden manchar los dientes.
  • Genética: algunas personas nacen con un esmalte dental más oscuro.
  • Fluorosis: una ingesta excesiva de flúor durante la etapa de formación del esmalte dental, lo que ocurre durante la gestación y los primeros años de vida, puede resultar en una fluorosis dental. A su vez, la fluorosis da lugar a manchas amarillas o blancas en los dientes.

Tratamiento de los dientes amarillos en niños

El tratamiento de los dientes amarillos en los niños depende de su causa. Las principales soluciones son las siguientes:

  • Mejorar la higiene oral: esto pasa por asegurarse de que el niño se cepilla los dientes después de cada comida. Para mejorar la higiene oral de los niños es recomendable acudir a un dentista que ofrezca consejos sobre las técnicas adecuadas de cepillado.
  • Cambiar la dieta: si la decoloración de los dientes tiene su origen en la alimentación, conviene excluir o limitar determinados alimentos o bebidas. O, en algunos casos, será necesario modificar la forma en la que se consumen determinadas comidas. Por ejemplo, habrá que cepillar los dientes nada más ingerirlas.
  • Limpieza bucodental profesional: en la mayoría de los casos, para tratar los dientes amarillos en los niños será necesario realizar una limpieza bucodental profesional. Esta incluye el pulido del esmalte dental, lo que ayuda a eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulados y, por tanto, a blanquear los dientes.
  • Blanqueamiento dental: generalmente, este tratamiento solo está recomendado en adolescentes que ya cuentan con los dientes permanentes en su boca. Sin embargo, está desaconsejado para eliminar las manchas amarillas en los dientes temporales de los niños (de leche).

Prevención de los dientes amarillos en niños

La prevención de los dientes amarillos en los niños implica seguir una serie de cuidados bucodentales y mantener un estilo de vida saludable. Las principales recomendaciones para prevenir los dientes amarillos en la infancia son las siguientes:

  • Higiene oral adecuada: es fundamental inculcar desde edades tempranas  la importancia de cepillarse los dientes después de las comidas. Igualmente, es necesario enseñar a los hijos la técnica correcta de cepillado.
  • Supervisión de la rutina de higiene oral: hay que tener en cuenta que hasta los siete años los niños no tienen las habilidades motoras necesarias para cepillarse los dientes por sí mismos. Por tanto, los padres deben ser quienes realicen el cepillado hasta esa edad. Cumplidos los siete años, habrá que supervisar el cepillado, hasta asegurarse de que el niño puede realizar toda la rutina por sí solo.
  • Uso de productos adecuados para niños: resulta imprescindible elegir un cepillo de dientes de cerdas blandas o medias, para evitar erosionar el esmalte de los dientes e irritar las encías. Además, hay que usar un dentífrico con una concentración de flúor adecuada para la edad del niño.
  • Dieta saludable: conviene limitar el consumo de determinados alimentos y bebidas que pueden amarillear los dientes (como los refrescos, los zumos envasados y las salsas de ketchup o soja). Sin embargo, no hay que dejar de ingerir alimentos saludables que presenten mucha coloración, como los frutos rojos o las espinacas. En este caso, lo que habrá que hacer es cepillar los dientes nada más consumirlos. Dicho esto, hay que tener en cuenta que una alimentación rica en frutas y verduras ayuda a prevenir la acumulación de placa bacteriana.
  • Visitas regulares al dentista: las visitas periódicas al dentista, realizadas entre una y dos veces al año, ayudan a mantener los dientes más blancos y sanos. Entre otras cosas, porque las revisiones contribuyen a detectar problemas bucodentales en una etapa temprana y permiten pautar las limpiezas bucodentales con la periodicidad adecuada.

En definitiva, existen distintos tratamientos para solucionar los dientes amarillos en los niños, así como numerosos consejos de prevención. Por lo general, todas las recomendaciones son muy sencillas de aplicar, pero conviene intentar atajar el problema cuanto antes, para que la decoloración no avance y sea más compleja de tratar.

En el caso de que te preocupe el color de los dientes de tu hijo, te invitamos a acudir a una primera consulta gratuita en nuestra clínica dental en Madrid, situada en la zona de Arroyo del Fresno.

¿Quieres un diagnóstico?

Pide cita con la doctora

¡Primera consulta gratuita!

Abrir WhatsApp
1
Habla con nosotros
Hola 👋,
🦷 ¿En que podemos ayudarte? 🦷